Cirugía de Orejas

Cuando existe una distancia aumentada entre la oreja y la cabeza, se presenta un defecto estético que es notable desde los primeros años de vida.

Esta situación provoca muchos problemas de adaptación social, por lo que se prefiere operar a estos pacientes cuando son niños, para que no pasen por situaciones que van minando su autoestima.

Pero existen muchos adultos que por alguna causa no fueron tratados en la infancia y se pueden operar sin problemas.

Mediante el uso de suturas o hilos especiales se colocan varios puntos en la parte posterior de la oreja donde existe cartílago y se fija la oreja a la cabeza, de esta forma quedan más pegadas.

Para niños se prefiere anestesia general y para adultos una sedación leve más anestesia local la mayoría de las veces es suficiente.